Lekeitio, en paisajes #5

Lekeitio, es un bonito pueblo marítimo de la costa de Bizkaia que destaca por su encanto turístico y su tradición pesquera. Ésta tradición está reflejada en su escudo de armas con la caza de la ballena durante la Edad Media y Moderna.

Una vida ligada al mar

El mar siempre ha estado muy presente en la vida de este bonito pueblo, desde la caza de la ballena hasta la pesca de la langosta. Situada en un enclave privilegiado, Lekeitio está situada a orillas del Golfo de Bizkaia y se asienta sobre el monte Otoio de 339 m de altitud, lo que le hace tener una orografía montañosa y rocosa excepto en el valle del río Lea.

Desde el punto de vista del patrimonio, Lekeitio, posee grandes monumentos como la Iglesia de Asunción de Nuestra Señora junto al puerto marítimo de la localidad, así como el faro de Santa Catalina dónde se puede visitar el Centro de Interpretación de la Tecnología de la Navegación. Destacan también entre otros la Basílica de Santa María o la calle Arranegi que tiene la peculiaridad de que en ella se encuentran tanto las casas de los pescadores como un gran número de palacios blasonados.

Gastronomía local

Debido a su proximidad al mar y disponer de puerto, la gastronomía de Lekeitio siempre ha estado ligada al mar, dónde destacan sus elaboraciones a base de pescados como el marmitako, los platos de marisco como la langosta, las conservas de pescado o los platos de carne y verduras, todos con productos autóctonos y de calidad.

Disfruta de esta entrañable localidad vasca de la mano de Terre3.


Comillas, en paisajes #4

paisajes #4 comillas

La Villa de Comillas, es una pintoresca población cántabra a la orilla del mar Cantábrico que destaca tanto por sus edificios medievales y barrocos, cómo por sus edificios modernistas de artistas catalanes como Gaudí y Domènech i Montaner.

Pionera en el turismo desde el siglo XIX

Junto con otros municipios del norte de España y del sur de Francia, Comillas se convirtió en pionera en los llamados “baños de ola” entre la alta burguesía, lo que atrajo a la nobleza a residir en verano en la villa. Esto es el comienzo de lo que hoy en día llamamos turismo.

Situada en un enclave privilegiado, la villa está delimitada al norte por el mar Cantábrico, al oeste con la ría de la Rabia y todo rodeado del Monte Corona.

Gastronomía local

La tradición anterior al siglo xIx de ser una villa basada en la agricultura y en la pesca, hace que su antigua economía se vea reflejada en su gastronomía actual. En ésta destacan las elaboraciones con pescados como la lubina y el bocarte, pescados de roca como el cabracho y el salmonete, mariscos o angulas, gracias a la ría. Su plato más característico es el sorropotún, un guiso de bonito con patatas, cebolla, pimientos y tomate. Además destacan sus dos fiestas gastronómicas más importantes, la Fiesta de la Caballa y la Fiesta del Erizo.

Disfruta de esta pequeña localidad de Cantabria de la mano de Terre3.