Soller (puerto), en paisajes #9

El pintoresco Puerto de Sóller se han convertido en los últimos años en uno de los lugares de moda de la isla, desde la cercana Torre Picada (construida para defensa en el siglo XVII) o el Mirador de Santa Catalina se pueden observar espectaculares panorámicas del lugar, e incluso -dicen-, una de las más románticas puestas de sol de la isla.

Un vistazo al puerto de Soller por Terre3

Una playa para llegar en tranvía

Sóller, enclavada en un valle rodeado de montañas, estuvo mucho tiempo aislada del resto de la isla. La única manera de alcanzar Palma era por barco o usando un camino agotador y peligroso hasta llegar al paso de montaña llamado Coll de Sóller. Es por eso que los sollerenses se dedicaron a comerciar, vía marítima, con Barcelona y Francia

En la actualidad un antiguo ferrocarril de madera hace el trayecto en una hora, a una velocidad humana, la suficiente para ir divisando desde la ventanilla los campos de almendros y olivos y las partes traseras de las casas, con sus patios e imprescindibles limoneros.

Gastronomía Local

Su gastronomía se basa en el pescado fresco, como no podía ser de otra manera, entre los restaurantes más destacables encontramos Ca’n Boqueta (nueva cocina mediterránea), Sa Figuera (ojo al praliné salado de piñones), Luna 36 (en un precioso edificio restaurado del XIX), Casa Álvaro (en la Plaza de la Constitución) o la cocina vegetariana de Can Llimona.

Disfruta de esta entrañable localidad Balear de la mano de Terre3


Deja una respuesta